Photo cycling gonzalez

Photo cycling gonzalez

Neilson Powless en hombres y Van Vleuten en mujeres, los vencedores de la Clásica de San Sebastián

Van Vleuten se convierte en la segunda corredora en ganar la ‘txapela’, mientras el americano Powless gana su primera txapela en una carrera marcada por la lluvia y las caidas.

Julio González       31/7/2021

La carrera de feminanas comenzó con el ataque en solitario de Giorgia Vettorello. Tras coronar Aia el pelotón se fracturó y se produjo alguna caída que hizo crearse 3 grupos.

Antes de la llegada al inicio de Jaizkibel, el pelotón se reagrupó y fue donde tres corredoras, con Ane Santesteban (2, TBX) incluída atacaron y crearon una distancia de hasta 1’58’’. El Movistar controló la distancia carrera y no fue hasta a falta de 9 kilómetros cuando Van Vleuten (11, MOV) atacó y redujo la distancia de 20’’.

Tras coger a la cabeza de carrera siguió hacia adelante demostrando una gran superioridad y su gran estado de forma tras los Juegos Olímpicos. Detrás siguieron empujando, pero sin reducir la distancia. Van Vleuten (11, MOV) tras coronar Murgil comenzó la bajada y consiguió llegar a la meta en solitario y disfrutar de la victoria en el boulevard de San Sebastián.

Segunda cruzó Ruth Winder (26, TFS) a 36’’ y tercera Tatiana Guderzo (ALE) completando el pódium de la segunda edición de la Clásica San Sebastián Women.

CATEGORÍA MASCULINA

La 40a edición de la Clásica de San Sebastián comenzó con los pilotos atacando la carrera a su paso por Getaria, pero no fue hasta el primer tramo montañoso de la jornada que un grupo de 16 pilotos consiguió hacerse con una ventaja de hasta 4 ′ en el pelotón.

El grupo principal mantuvo el control con los equipos Jumbo-Visma, Deceuninck-QuickStep e Ineos-Grenadiers controlando las distancias. Jaizkibel puso fin a la escapada y dejó a Javier ROMO (36, APT) como único líder de la carrera. Fue aquí donde se acortó la brecha con el pelotón. La lluvia hizo que todos los equipos quisieran comenzar el descenso en cabeza.

Tras un peligroso descenso provocado por la lluvia, y un choque en el que participaron tres pilotos de Bora-Hansgrohe, iniciaron la subida a Erlaitz 1 'por detrás de Javier ROMO, cuando Mikel Landa (122, TBV) y Simon CARR (93, EFN) se lanzaron a por ella. y logró una pequeña escapada. Simon CARR (93, EFN) dejó atrás a Landa hasta que estuvo 15 ″ y 30 ″ por delante del pelotón.

El pelotón alcanzó a Landa y en el descenso, 4 pilotos consiguieron hacerse un hueco: Matej MOHORIC (126, TBV), Neilson POWLESS, (97, EFN), Mikkel HONORÉ (5, DQT) y Lorenzo ROTA (195 , IWG). A 24 kilómetros del final, los líderes se reagruparon para formar un quinteto con 50 ″ de ventaja sobre el pelotón. El grupo de cabeza logró llegar a Murgil con una ventaja de 1 minuto, que fue suficiente para decidir la carrera entre ellos. Neilson POWLESS, (97, EFN) atacó al inicio de la subida y fue durante el tramo más duro cuando Matej MOHORIC (126, TBV) cambió de ritmo junto con Mikkel HONORÉ (5, DQT) y persiguió al piloto de Education-Nippo. En el descenso, Lorenzo ROTA (195, IWG) pudo unirse al grupo de cabeza. Al final del descenso, Mikkel HONORÉ (5, DQT) y Lorenzo ROTA (195, IWG) se vieron envueltos en una peligrosa caída que permitió a Neilson POWLESS, (97,

La Clásica finalmente se decidió por un sprint y fue ganada por Neilson POWLESS, (97, EFN) en un foto final con Matej MOHORIC (126, TBV) segundo y Mikkel HONORÉ (5, DQT) tercero.

Fuente: Donostiako Klasikoa